Los negocios más rentables para arquitectos

Cómo emprender negocios rentables para arquitectos

La arquitectura se basa en diseñar edificios para que otros los construyan. Dicho lo cual, ¿por qué no podrían los arquitectos diseñar y construir su propia vida? Al menos, en lo que a las finanzas y el mundo laboral se refiere. Hay decenas de oportunidades en el mercado esperando a ser recogidas por los ánimos más audaces. Descubre la manera de sacar adelante los mejores negocios rentables para arquitectos y reinventa las estructuras de tu propia profesión.

Cómo poner en marcha negocios rentables para arquitectos

¿Quieres aprender los tips para dominar sobre la competencia y crear tu propia empresa desde cero?

Crea una marca personal

Para moldear tu marca personal y triunfar en negocios rentables para arquitectos, debes darle forma a un portafolio sugerente de proyectos en los que hayas participado, sacando brillo a tus cualidades profesionales. Piensa en hacerlo de todas las maneras posibles y bajo la mayor cantidad de formatos a tu alcance, tanto de forma física como digital.

Las redes sociales son un ámbito imprescindible. También para los nuevos perfiles técnicos. Ponte en contacto con colegas de tu entorno y personalidades influyentes. Promociónate y proyecta la imagen que quieres transmitir al mundo. Depende de ti que seas percibido de una manera o de otra. Y, sobre todo, no descuides los perfiles (como por ejemplo en LinkedIn) que tengas abiertos, o generarás sensación de apatía.

Networking

Los contactos son esenciales en cualquier plan de emprendimiento. Resulta fundamental estar bien relacionado. Tanto como permanecer al día sobre las últimas tendencias de tu mundo. Por ello, lo más recomendable es que acudas a congresos, te presentes a tus compañeros y lleves siempre una tarjeta de visita encima. ¡Nunca se sabe a quién puedes impresionar!

Potencia tus fortalezas y lima tus debilidades

Lo peor de ser autónomo es que, al menos durante los primeros pasos, te corresponderá a ti la gestión de todas las vertientes de la empresa. Por más que quieras limitar en un futuro tus actividades a la arquitectura pura y dura, resulta imprescindible que tengas claro el contexto en las que quieres desenvolver tu vida laboral. Eso incluye, también, burocracia y rentabilidad.

Para ello, lo más importante es confeccionar y perfeccionar un plan de negocio en el que concretes tus objetivos a corto, medio y largo plazo. Y lo más urgente: definir tus fortalezas y debilidades mediante un análisis DAFO.

Luego podrás evaluar las circunstancias específicas del sector y llevar a cabo un buen ejercicio de benchmarking. Teniendo presente tu valor añadido y tu estrategia de captación de clientes, podrás partir de un presupuesto mínimo que te ayude a crecer poco a poco.

Participa en concursos de arquitectura

A la hora de crearte una buena imagen de cara a futuros clientes, los concursos de arquitectura son una excelente plataforma. Intenta dar visibilidad a tus ideas y tu talento aprovechándote de ella.
Una última cuestión. No existen negocios rentables para arquitectos sin ideas innovadoras. Por consiguiente, sé arriesgado, original y atrevido. Hay un lugar para ti en el mundo, pero recuerda, te corresponde diseñarlo y materializarlo con trabajo, tesón y creatividad. ¡Anímate!

Deja un comentario