ser un buen líder

5 cualidades esenciales para ser un buen líder

Montar tu propio negocio implica, en la mayoría de los casos, que tendrás personal a cargo. La mejor manera de coordinar equipos, fomentar su productividad y, en definitiva, conseguir que el trabajo diario salga bien, es apostar por convertirte en un buen líder. Ser un buen líder es diferente a ser un buen jefe. Al jefe todos le hacen caso porque es el que manda. Al líder todos le hacen caso porque se sienten identificados con él. ¿Verdad que suena mejor la segunda alternativa?

Si estás convencido de que quieres ser un buen líder para tu negocio, hay toda una serie de cualidades que tienes que fomentar. A continuación analizamos algunas de las más importantes, las cuales te aconsejamos comiences a poner en práctica en tu día a día para mejorar los resultados de tu empresa.

  1. El más apasionado e inspirador  un líder no va al trabajo como obligación, ni busca escaparse en los momentos difíciles. A un líder le apasiona lo que hace y eso se nota en el día a día. Por lo tanto, si quieres empezar a trabajar en ser un buen líder, empieza por acudir a tu negocio lleno de energía, estando convencido de que estás convirtiendo tu sueño en realidad e inspirando a otros. Verás como con el cambio de actitud notas también cambios en tu plantilla.
  2. El que es capaz de delegar  un buen líder sabe que está rodeado de un equipo muy valioso y que él no es quien todo lo puede. Delegar es una de las cuestiones más difíciles para los jefes, pero los líderes son conscientes de que solo haciéndolo se conseguirán los mejores resultados. Otros incluso pueden hacer las cosas mejor que tú, solo hay que darles la oportunidad de que puedan demostrarlo.
  3. El que más coraje tiene  ser un buen líder implica llevar la responsabilidad de las decisiones que se toman, que serán muchas. Debes ser capaz de asumirlas en el momento adecuado y, sobre todo, de no bloquearte en los momentos difíciles. Puede que al principio no resulte fácil, pero todo se soluciona analizando los pros y los contras en cuanto se presente.
  4. Con buenas dotes de comunicación  la comunicación es fundamental para que las cosas salgan como te esperas. Si no logras transmitir lo que realmente necesitas, será muy difícil que las cosas vayan bien. Es necesario que seas claro, conciso y que tus empleados entiendan lo que se está pidiendo para ponerse en marcha. Además, es importante que te comuniques con ellos en un lenguaje cordial, sin presiones ni actitudes de mando.
  5. Con el compromiso adecuado  estar comprometido con lo que haces es muy importante para que te puedas considerar un buen líder. Estar comprometido es una cuestión de estar presente en lo bueno y en lo malo y saber realmente donde tienes que estar en el momento oportuno.

Como ves, son muchas las cuestiones que debes tener en cuenta para convertirte en un buen líder, pero todo es cuestión de empezar con ello. ¡Vamos, tú puedes!

Deja un comentario